OPEN SOURCE: COMO COLABORAR Y HACER DINERO

OPEN SOURCE: COMO COLABORAR Y HACER DINERO

26 August 2021

0

81

En esta entrada explico qué es el Open Source y los primeros pasos que puedes llevar a cabo para empezar a participar en los proyectos que más te interesen. Además, te propongo 9 formas de monetizar un proyecto open source para que no te falten ideas para hacer dinero en este sector. Mi objetivo es conseguir quitarte el miedo a participar en la comunidad open source, hacerte ver que todos empiezan por el mismo sitio y que también puedes usar estos esfuerzos para ganar dinero.

¿Qué es el Open Source?

El software Open Source es un tipo de software en el que el código fuente se distribuye bajo una licencia que permite estudiar, cambiar y distribuir el software a cualquier usuario y para cualquier propósito. Generalmente, el open source se desarrolla de forma colaborativa y se distribuye por internet. Permite generar un producto con una mejora continua y habilita a los participantes a tener un mayor impacto. Alrededor del open source han surgido auténticas metodologías de trabajo y filosofías de desarrollo, que aportan muchos beneficios en el desarrollo de software atractivos para las empresas. El llamado Innersource consiste en usar las técnicas del desarrollo open source dentro de la organización con el objetivo de obtener sus beneficios.

Multitud de proyectos y tecnologías Big Data se desarrollan con un modelo open source. La fundación Apache aloja muchos de estos proyectos, algunos tan conocidos como Apache Hadoop o Apache Kafka.

Cómo contribuir con el Open Source

Si quieres contribuir con un proyecto open source pero te sientes intimidado para hacer tu primera aportación o pull request, sigue leyendo, ¡estoy seguro de que conseguirás alguna idea que te ayude a iniciarte en esta actividad!

Encuentra un proyecto que te motive

El primer paso para participar en un proyecto open source es decidir con qué tipo de proyecto quieres contribuir en función de tus objetivos. Puedes empezar haciendo una lista de proyectos que te resulten interesantes, y más adelante filtrarlos según las tecnologías y lenguajes que usan, la comunidad que tienen o el propósito del software.

Una vez que has decidido el proyecto en el que contribuir, lo mejor es familiarizarse con el mismo. Debes explorar la documentación, los repositorios de código y los recursos que tiene disponibles. Resulta muy útil anotar todo lo que te vayas encontrando que se pueda mejorar o con lo que tengas dificultades, ya que son unos buenos puntos de partida para proponer y realizar estas mejoras más adelante. Al fin y al cabo, facilitar la tarea de iniciarse en un nuevo proyecto es muy positiva para su crecimiento, y seguramente, todas las dificultades que te aparezcan, también las tendrán muchas más personas.

Elige un buen punto de entrada

El punto de entrada de cualquier proyecto open source suele ser su repositorio de Github. En concreto, suelen tener un fichero README, que como su nombre indica, conviene leer. Este fichero responderá tus preguntas más generales del proyecto, como qué es, qué hace y cómo lo hace. Además del README y la documentación, puedes acceder a la pestaña de issues. No es más que una lista de tareas y problemas que están pendientes y aún no han sido solucionadas. Siempre es posible pedir más información a través de un comentario si piensas que es insuficiente para trabajar en ella. Este es el lugar adecuado para proponer un nuevo cambio o discutir sobre cualquier aspecto del proyecto. En ocasiones, los proyectos deciden no usar esta funcionalidad en Github sino en otras plataformas, por ejemplo Jira.

Puedes elegir una issue existente con la que te sientas cómodo. Debes leer detenidamente su descripción y los comentarios para entender lo que se necesita. También es buena idea comentar que vas a trabajar en esta tarea y lo que tienes pensado hacer. En ocasiones, los administradores pueden asignarte la tarea, guiarte o proponerte trabajar en alguna otra más adecuada.

Existen muchas maneras de contribuir con un proyecto open source que no son mediante código.

Algunas de ellas son:

  • Sintaxis del programa
  • Formato del texto o del código
  • Errores tipográficos
  • Ampliar y actualizar documentación
  • Haz y prueba tus cambios

Para trabajar en el proyecto, necesitarás una copia local del repositorio que contiene el código. Puedes hacer un fork desde Github o la plataforma que contenga el repositorio y posteriormente clonarlo en tu ordenador. Antes de ponerte a cambiar cosas, deberías asegurarte de que tu copia local está funcionando correctamente. Para probarlo, sigue la guía de instalación o los pasos que existan para desplegar y ejecutar el software. Una vez que has comprobado su funcionamiento, puedes abrir los ficheros con tu editor preferido y realizar los cambios que necesites para solucionar el problema o agregar la nueva funcionalidad. ¡No te olvides de comprobar que los cambios funcionan correctamente! Algunos proyectos incorporan tests automatizados para asegurar que los nuevos cambios no introducen errores.